Ropa, equipo y complementos necesarios

Las actividades al aire libre en general y en montaña en particular requieren de un equipamiento especial que, sin caer en estridencias o niveles de calidad inalcanzables, ha de ser adecuado para el tipo de actividad que se desarrolla.

Como norma general e independientemente de la estación o zona geográfica en la que se desarrolle la actividad debes ir preparado para las peores condiciones climatológicas que se conozcan en ese momento del año en la zona donde se desarrolle la actividad.

En montaña los cambios de tiempo son imprevisibles e, incluso en pleno verano, se pueden desatar tormentas y bajar bruscamente la temperatura o incluso nevar.

Es mejor llevar equipo de más y, si una vez en la zona crees que no lo vas a utilizar, siempre podrás dejarlo en el autobús. No dudes en preguntar al guía responsable para que te aconseje al respecto.

IMPRESCINDIBLE
Mochila adecuada, comida, agua suficiente (1 litro en invierno y de 1,5 a 2 litros en verano), calzado de senderismo (botas, zapatillas o sandalias de senderismo, dependiendo del clima) que tenga suela antideslizante apropiada. En caso de duda o si no estás acostumbrado a caminar por el campo lleva siempre botas para proteger los tobillos. Capa de agua, poncho impermeable o chubasquero. Forro polar y cortavientos.

VERANO
Pantalones ligeros cortos, largos o desmontables. Camiseta, forro polar fino/medio, jersey o sudadera. Gafas de sol, crema protectora solar y barra protectora labial. Gorra o sombrero.

INVIERNO
Pantalones largos, camiseta térmica, forro polar medio/grueso o jersey grueso, chaqueta cortavientos impermeable, anorak o equivalente. Gorro, braga o bufanda y guantes.
Procura utilizar prendas sintéticas de fibras térmicas o equivalentes ya que son más ligeras, secan antes y conservan mejor el calor del cuerpo.

ACONSEJABLE
Para entretiempo realiza una combinación de lo aconsejado para verano o invierno según las condiciones atmosféricas generales y de tus sensibilidad respecto a ellas.

Lleva calcetines, calzado y camiseta de repuesto. Es muy cómodo terminar una excursión y poderte cambiar. Procura no estrenar botas pero si lo haces, asegúrate de llevar un calzado de repuesto más cómodo. Si tu mochila no es impermeable, o si lo es pero es tiempo de lluvia guarda en ella todo dentro de bolsas de plástico. Ajusta la mochila bien pegada a la espalda y sitúa dentro lo que más pese junto al cuerpo y en la parte superior de la mochila procurando evitar el efecto palanca.

No son aconsejables los tejidos de algodón, porque secan mal y el sudor no se elimina, pudiendo llegar a ser peligrosos en invierno, por congelación de la humedad. Por ese mismo motivo los pantalones vaqueros tampoco son recomendables.

Procura tomar un desayuno energético con alto porcentaje de hidratos de carbono y llevar una comida adecuada para tomar al aire libre y en posibles condiciones adversas, que no requiera preparación previa o calentamiento.

La agencia de viajes GENTE VIAJERA con CICMA 3538 colabora con PISAMONTAÑAS en la elaboración y organización de los viajes de senderismo.