Descripción del viaje

Parque Natural Sierra de Espadán

24 – 27 febrero 2023 · Nivel ámbar · 400€

Confirmado

Reservar plaza

SIERRA DE ESPADÁN
NIVEL: Ámbar
FECHAS: 24 – 27 febrero 2023
PRECIO: 400€
ALOJAMIENTO: Hotel Sercotel Plana Park (***), en Burriana (Castellón)
RÉGIMEN: Media pensión
INCLUYE: Alojamiento y régimen según programa, traslados en furgoneta y guía titulado desde Madrid, seguro Intermundial póliza CLWACC-TAI-000186
RESUMEN RUTAS

Viernes 24 febrero

Madrid – Alcudia de Veo (421km, 4h45)
Ruta 1: Pico La Rápita (1106m), 14km, +/-700m, 5h
Alcudia de Veo – Burriana (32km, 0h35)

Sábado 25 febrero

Burriana – Eslida (22km, 0h21)
Visita del Centro de Interpretación del Parque Natural
Eslida – Aín (5km, 0h08)
Ruta 2: Pico Espadán (1099m), 14km, +/-900m, 6h
Aín – Burriana (27km, 0h30)

Domingo 26 febrero

Burriana – Chóvar (31km, 0h34)
Ruta 3: Barranco de Ajuez, 10km, +/-500m, 4h
Chóvar – Vall de Almonacid (27km, 0h29)
Ruta 4: Castillo de Almonecir, 5km, +/-150m, 1h30
Vall de Almonacid – Burriana (33km, 0h35)

Lunes 27 febrero

Burriana – Villamalur (33km, 0h43)
Ruta 5: Alto del Pinar (1101m), 14km, +/-850m, 6h
Villamalur – Madrid (432km, 5h)
El Parque Natural de la Sierra de Espadán se encuentra en Castellón, una de las provincias más montañosas de España. Se trata de uno de los espacios naturales mejor conservados de la Comunidad Valenciana y uno de sus mayores bosques, situado muy cerca del mar Mediterráneo, con un ecosistema en el que habita una amplia variedad de flora y fauna autóctonas. Podremos ascender a sus mayores alturas y conocer algunos de sus más bonitos pueblos y castillos medievales.

   INTRODUCCIÓN    PLAN DETALLADO    FICHA TÉCNICA    INCLUYE    INFORMACIÓN ADICIONAL    CONDICIONES DE PAGO Y CANCELACIÓN    RESERVAR PLAZA

INTRODUCCIÓN A LA ZONA

SENDERISMO POR EL PARQUE NATURAL SIERRA DE ESPADÁN

El Parque Natural de la Sierra de Espadán se encuentra localizado al sur de la Provincia de Castellón, en las últimas estribaciones del Sistema Ibérico, siendo uno de los espacios naturales mejor conservados de toda la Comunidad Valenciana. La Sierra de Espadán es un gran macizo montañoso con innumerables fuentes, frescos barrancos y frondosos bosques de alcornoques. Localizada entre las comarcas del Alto Mijares, Alto Palancia y la Plana Baixa, discurre entre las cuencas de los ríos Mijares y Palancia. La superficie declarada como parque ocupa unas 31.180Ha Este hecho lo convierte en el Espacio Natural Protegido de mayor extensión de la provincia de Castellón y el segundo más extenso de la Comunidad Valenciana. De los 19 municipios implicados, 11 tienen todo su término municipal dentro de los límites del parque natural (Aín, Alcudia de Veo, Almedíjar, Azuébar, Chóvar, Eslida, Fuentes de Ayódar, Higueras, Pavías, Torralba del Pinar y Villamalur); mientras que los 8 restantes (Alfondeguilla, Algimia de Almonacid, Artana, Ayódar, Matet, Sueras, Tales y Vall de Almonacid), sólo están incluidos parcialmente.

El Parque Natural de la Sierra de Espadán

La Sierra de Espadán se encuentra en una de las provincias más montañosas de España, en la provincia de Castellón. Se trata de uno de los mayores bosques de la Comunidad Valenciana, situado muy cerca del mar Mediterráneo. En este ecosistema habita una amplia variedad de flora y fauna autóctona. Sus alcornoques, también llamados por los locales “sureres”, son los que mayor fama dan a este paraje natural. Sus bosques son sobrevolados por una gran comunidad de varias especies de águilas, y sus habitantes más destacados son los zorros, las ginetas, los jabalíes y los tejones. Con 31.182Ha y 60km de longitud, su paisaje es abrupto y escarpado en sus partes más altas: el Pico Espadán (1.099m), el Pico Pinar (1.101m) y el Pico Rápita (1.106m). En el parque encontramos innumerables rincones de excepcional belleza y lugares que atesoran un patrimonio natural, histórico y cultural único, entre los que destacan sus bosques de alcornoques, presentes gracias a la naturaleza silícea del suelo; sus poblaciones de marcado carácter árabe y que conservan el estilo tradicional de los pueblos de la sierra; sus castillos y fortalezas, testigos mudos del paso del tiempo; las neveras o pozos de nieve, tan preciadas siglos atrás; sus cimas, con unas panorámicas privilegiadas y numerosas áreas recreativas rodeadas de un entorno natural bien conservado. En la actualidad la sierra de Espadán se ha convertido en una de las joyas de la Comunidad Valenciana, no sólo por su patrimonio histórico, sino por la belleza y singularidad de sus pueblos empedrados y la originalidad de los productos gastronómicos gourmet elaborados aquí, cuyo principal ejemplo es el magnífico aceite de oliva que se elabora en la zona.

Historia de Sierra de Espadán

Durante la historia de la Sierra de Espadán, el entorno ha sido un territorio clave a lo largo de varias épocas. Prueba de ello son las fortificaciones y restos arqueológicos que todavía podemos encontrar a lo largo de su geografía: castillos de la época medieval, sistemas agrícolas moriscos, neveras de piedra, molinos y trincheras de la Guerra Civil entre otros. Si bien hay pruebas de la ocupación de la sierra desde la Edad de Bronce y algunos de sus castillos tienen un origen romano, es en la época árabe (s. VIII al XIII) cuando edifican la mayoría de ellos. La construcción de los castillos, entre los siglos X y XIII coincide con el esplendor de las poblaciones de la Sierra de Espadán. La ganadería y especialmente la agricultura se desarrollaron gracias al sistema de riego con acequias, balsas, norias y acueductos, lo cual favoreció el aumento poblacional. De hecho, la Sierra de Espadán constituyó un importante centro económico, comercial y cultural, contando con una prestigiosa escuela coránica cuya influencia llegó incluso a tierras tan alejadas como Argelia. Su sede estuvo en Eslida, para posteriormente trasladarse a Alfondeguilla. La sierra contaba con numerosos comerciantes y mercaderes . Se importaban tejidos, pescado, queso o cáñamo desde Valencia y la costa, mientras que se exportaba hierro, plomo y estaño de diversas minas y multitud de productos de los artesanos locales. Cuando Jaume I llegó a estas tierras (s. XIII), durante la conquista del futuro Reino de Valencia, firmó amplios acuerdos con las comunidades locales musulmanas. La población conservaba sus derechos, incluidos los religiosos. A cambio, el conquistador, se hacia con el poder político sobre territorio musulmán. Estos pactos, que dotaban de autonomía a la zona, consiguieron mantener la prosperidad de Espadán hasta principios del siglo XVI. Conforme el equilibrio demográfico se fue inclinando del lado cristiano (s. XV), la población islámica fue sufriendo una creciente discriminación y segregación y, poco a poco, se fueron socavando las libertades pactadas en los acuerdos con Jaume I. En el siglo XVI, la presión de la Inquisición y las conversiones forzosas sobre la población morisca, fomentó tanto la emigración hacia el norte de África, como las revueltas entre quienes defendían e impulsaban su cultura y religión. En 1526 comienza la batalla de la Sierra de Espadán con una revuelta de los musulmanes. Espadán era el territorio más grande, habitado por musulmanes, que quedaba en España. El 11 de septiembre de 1609, fueron definitivamente expulsados de la Sierra de Espadán y sus pueblos entraron en una etapa de fuerte depresión económica y poblacional.  Según la tradición conservada hasta nuestros días en los pueblos lindantes al monte Espadán, la derrota final aconteció en el «Barranc del Morts» (al este del pico Espadán), nombre que alude a los muertos caídos allí en la batalla.

 

PLAN DETALLADO

Viernes 24 de febrero

Viaje Madrid – Alcudia de Veo (421km, 4h45)

 

Ruta 1. Pico La Rápita (1106m) (5h)

El despoblado de Jinquer se halla en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Espadán, en un barranco dominado por el río Veo, a 3,5km de Alcudia de Veo. Su nombre, de origen árabe, significa cabaña o granero. Este antiguo núcleo de población, uno de los cuatro que formaban Alcudia de Veo junto a la propia Alcudia, Veo y Benitandus, tiene su origen en una pequeña alquería andalusí protegida por el Castillo de Jinquer, situado sobre un pequeño cerro, situado a 250m al noroeste. Tras la conquista cristiana del s.XIII sus habitantes siguieron siendo musulmanes, aunque con el tiempo fueron convertidos forzosamente (moriscos) hasta su expulsión en 1609, siendo repoblado entre 1612 y 1613. En 1913 Jinquer contaba con un centenar de vecinos: entonces era un caserío lleno de vida en cuyo barranco se bañaban los niños, se lavaba la ropa y se aprovechaba el agua para el cultivo; sus campos producían cereales, frutas y legumbres. En sus calles se celebraban incluso fiestas de «bous al carrer”.
Desgraciadamente, la llegada del frente de guerra en el verano de 1938 provocó la evacuación de sus habitantes, que primeramente se vieron forzados a refugiarse en los núcleos vecinos como la Vall de Almonacid y más tarde en poblaciones de retaguardia en la provincia de Valencia. Durante meses, toda la zona fue duramente bombardeada por la artillería y la aviación. Jinquer es un claro ejemplo del abandono de los pueblos a causa de la guerra. Tras la contienda, tan sólo unos pocos vecinos volvieron durante cultivar sus tierras; después, este lugar quedó abandonado para siempre. En su entramado de calles aun se pueden descubrir las viviendas, sus patios y corrales para el ganado, los arcos sobre las entradas o su iglesia barroca en cuya fachada aún se observan su decoración de bandas rojizas y vetas que simulan el mármol, su remate con espadaña ya perdida completamente o su tejado a dos aguas. Además del interesante despoblado de Jinquer, nuestra ruta nos llevará en un recorrido precioso por alcornocales para subir a los cerros denominados las Dos Tetas y al pico más elevado de la Sierra de Espadán, el Pico La Rápita (1106m) además de un interesante pozo de nieve.

14km, +/-700m

Traslado a Burriana (32km, 0h35).

Tiempo libre, cena y alojamiento en el hotel.

 

Sábado 25 de febrero

Desayuno en el hotel.

Traslado a Eslida (22km, 0h21) para visitar el Centro de Interpretación del Parque Natural Sierra de Espadán.

Traslado a Aín (5km, 0h08) para iniciar nuestra ruta.

 

Ruta 2. Pico Espadán (1099m) (6h)

Aín es una pequeña población de 170 habitantes, con un marcado origen árabe y un cuidado urbanístico que respeta el aspecto típico de los pueblos de Espadán. Sus blancas casas, su tradicional lavadero, su mimado calvario y sus frescas fuentes hacen las delicias de quien recorre sus estrechas calles empedradas y engalanadas de flores y plantas. La ruta se inicia en el calvario, con una ermita del s.XVIII, transcurre por el barranc de la Caritat hasta el castillo de Aín, durante el trayecto observaremos un excelente ejemplo de vegetación de ribera (fresnos, sauces, chopos, etc.), además de un frondoso bosque de alcornoques, que nos muestran los sig-nos de un recurso ancestral: el corcho. Los molinos de harina constituyen un auténtico valuarte de la arquitectura rural de Espadán, movidos por las aguas del barranc de la Caritat, estos molinos representan el testimonio histórico de la esforzada industria artesanal de los habitantes de este pueblo. En la actualidad se encuentran en buen estado, restaurados con acertado gusto como casas de veraneo. En el exterior podemos observar las antiguas piedras utilizadas en el molino y un arco- acueducto, con una antigua acequia por la que circulan las aguas de riego. A los pies de este nogal junto a un cruce de caminos encontramos varias señales de senderos, entre ellas el GR 36 (rojo y blanco) que cruza todo el Parque Natu-ral desde Vilavella hasta Montanejos. Para visitar el castillo de Aín seguiremos recto, para luego regresar a este mismo punto. Nos encontramos en un nuevo cruce de caminos, a los pies de las ruinas del castillo, el desvío a la derecha señalizado como sendero local (verde y blanco) y sendero de pequeño recorrido (amarillo y blanco) asciende al collado de La Ibola, importante paso natural entre dos comarcas: La Plana Baixa y el Alto Palancia, por donde actualmente cruza la carretera CV-200 (Aín-Almedíjar). Desde este collado además podemos ascender al Pico Espadán, así como dirigirnos a la población de Almedíjar, a través de senderos de pequeño recorrido. El castillo de Aín (s. XII), situado en un pequeño montículo  en medio del barranco de la Caritat, históricamente fue uno de los núcleos más importantes de la resistencia de los moriscos rebeldes de la Sierra de Espadán. Entre las ruinas destaca especialmente, los restos de la torre del Homenaje y una torreta de vigilancia separada del recinto fortificado.

14km, +/-900m

Traslado a Burriana (27km, 0h30). Tiempo libre, cena y alojamiento en el hotel.

 

Domingo 26 de febrero

Desayuno en el hotel.

Traslado a Chóvar (31km, 0h34)

 

Ruta 3. Barranco de Ajuez (4h)

Chóvar es un municipio de origen árabe, de unos 400 habitantes, ubicado a 410m de altitud. Pertenece a la comarca del Alto Palancia y cuenta en su término con numerosas fuentes y rincones de gran belleza. Durante esta ruta, que discurre por los barrancos de Ajuez y del Carbón, podremos disfrutar de un bien conservado bosque de alcornoques, impresionantes cortados rocosos, con un intenso color rojizo que contrasta con el verdor de la frondosa vegetación, entre la que resaltan los helechos de gran porte, y magníficas panorámicas; todo ello hace de éste uno de los paisajes más hermosos de la Sierra de Espadán. El nombre de Ajuez procede de un vocablo árabe cuyo significado es «tierras comunales dedicadas al pastoreo». El pequeño muro que hallamos ante el embalse, ha evitado que éste se cubra de los sedimentos arrastrados por las lluvias torrenciales. Se considera una de las escasas zonas húmedas del Parque Natural pues sus aguas, recogidas del barranco del mismo nombre, son de gran valor para la fauna. En este paraje tan fresco y húmedo, los helechos desarrollan un gran tamaño, llegando a ocultar la Fuente Fresca, uno de los enclaves más apreciados por los habitantes de Chóvar y por aquellos que la visitan. El término del que derivó fresca, en origen significaba alegre, jovial, por la forma de manar de esta fuente y por su propio sonido. Las aguas que aquí manan son aguas de rodeno, es decir, aguas sin cal, muy apreciadas por quienes tienen dolencias de riñón. Continuamos el camino atravesando un gran canchal para posteriormente llegar a las minas de mercurio. Este complejo minero, originariamente conocido como el Enebral, debe su nombre a la abundancia de enebros. En la zona se encuentran varias minas abandonadas, para la extracción del cinabrio del que se obtiene el mercurio. En la actualidad la mayoría de ellas se hallan cerradas dadas su alta peligrosidad. La mina llamada “El Socavón”  fue la última explotada en Chóvar (1966) en ella observamos todavía los restos de las vagonetas, los raíles, así como alguna construcción anexa. En este punto llegamos a una pista forestal. Frente a nosotros veremos un alcornoque de considerable porte a cuyos pies se ocultan los restos de una antigua trinchera. Continuamos a la derecha, observaremos un pico con antenas, es el Puntal del Aljub, de 948m, que sirve de pico de vigilancia contra incendios. A partir de aquí, el itinerario ofrece la posibilidad de visitar la Nevera de Castro, prolongando la duración del recorrido aproximadamente una hora más. No obstante, el itinerario principal continúa por la derecha, atravesando el complejo minero y permitiéndonos observar, desde arriba, magníficas vistas de los cortados que dibujan el Barranco de Ajuez, hasta regresar, de nuevo, al embalse del mismo nombre. Las neveras o pozos de nieve son construcciones que, en su mayoría, datan del siglo XVIII. En ellas se almacenaba y prensaba la nieve recogida durante el invierno para venderla en las zonas costeras durante el verano, ya que poseía múltiples usos tanto medicinales como para el transporte de alimentos e incluso para su disfrute que permitió el origen de refrescos y helados.

10km, +/-500m

Traslado a Vall de Almonacid (27km, 0h29) donde haremos nuestra segunda ruta del día.

 

Ruta 3. Castillo de Almonecir (1h30)

En la Comarca del Alto Palancia, a 441m de altitud, encontramos una población de origen árabe que cuenta con casi 300 habitantes y recibe el nombre de Vall de Almonacid. Tanto en su casco urbano como en su término municipal cuenta con un importante patrimonio histórico y natural. Al recorrer la población podemos contemplar la Casa Palacio, la Iglesia Parroquial y la Casa Abadía, un conjunto arquitectónico de indudable interés. La ruta se inicia y termina en Vall de Almonacid. Durante el recorrido atravesaremos terrenos de cultivo de regadío y un extenso olivar y visitaremos las ruinas del Castillo de Almonecir, uno de los castillos más importantes de la Sierra de Espadán.

Parada 1. La Fuente Larga

Alrededor de la población nos encontramos con una zona de regadío donde abundan los frutales como el cerezo y árboles como el almez, empleado tradicionalmente, por su dureza y flexibilidad, en la fabricación de bastones y mangos de herramientas, una aplicación aún en uso en el valle de Almonacid. Su gran capacidad de sujeción del terreno ha hecho que se le ubique habitualmente en las orillas de bancales, donde no resta espacio a otros cultivos y, al mismo tiempo, sus fuertes y grandes raíces sujetan la tierra en épocas de lluvias torrenciales. Este árbol es conocido por numerosos nombres, entre ellos: latonero, llato-nero, allatonero, caicabero, «ledoner» e, incluso, gaiatonero.

Parada 2. Pinar acceso al castillo

En las cercanías del castillo, debido a que aparecen rocas calizas, podemos observar el típico pinar mediterráneo de Pino Carrasco, con matorrales tan conocidos como el Romero, la Coscoja o la Aliaga. Para visitar el castillo de Almonecir, nos desviamos a la izquierda para luego regresar a este mismo punto. Descendemos hacia Algimia de Almonacid a través de diversos caminos entre extensos campos de olivos, cultivado en los fondos de valle e incluso laderas con fuertes pendientes, este árbol aún constituye un recurso importante, por la gran calidad del aceite obtenido a partir de la variedad  Serrana de Espadán. Pasamos cerca de la población de Algimia de Almonacid, población de origen árabe, ubicada en la Comarca del Alto Palancia, a 486 m de altitud que cuenta con menos de 300 habitantes. Cuando llegamos al cauce del río chico nos dirigimos a nuestro punto de origen: Vall de Almonacid.

Parada 3. Castillo de Almonecir

Este Castillo de origen musulmán del siglo XII – XIII. Era en realidad un monasterio fortificado o ribat , habitado por una comunidad de monjes guerreros musulmanes, los muràbitin y llamado al-munastir, nombre que deriva del latín monasterium, que con el paso del tiempo ha evolucionado a Almonecir y recientemente a Almonacid. Entre los restos que observamos, cabe destacar la impresionante Torre del Homenaje con unos muros que superan los 18 m. de altura, el aljibe restaurado y restos de la muralla defensiva. En este punto podemos disfrutar de una excelente panorámica del valle de Almonacid, con las dos poblaciones Algimia de Almonacid y Vall de Almonacid. En el paisaje destacan los olivares, las huertas de ambas pobla-ciones, el cauce de la Rambla de Algimia o río Chico con cultivos de Cañas; y en último plano el perfil de la sierra. A los pies de la población de Algimia, se alza el pico de la Rápita, que con sus 1.106 m es la cima más elevada del Parque Natural, hacia la derecha observamos la prolongación del valle de Almonacid, donde en su margen izquierdo se observan los restos de la Torre de Alfándiga.

5km, +/-150m

Traslado a Burriana (33km, 0h35).

Tiempo libre, cena y alojamiento en el hotel.

 

Lunes 27 de febrero

Desayuno en el hotel.

Traslado a Villamalur (33km, 0h43).

 

Ruta 3. Alto del Pinar (1101m) (6h)

En esta ruta por el Parque Natural de la Sierra de Espadán, podemos observar uno de los alcornocales mejor conservados del Parque Natural, zonas de bosque mixto (pino rodeno y alcornoque), pinadas con un sotobosque dominado por grandes helechos, barrancos con una rica vegetación de ribera, árboles excepcionales y, por supuesto, los cultivos propios de la zona. Al margen de la vegetación, esta ruta supone una interesante muestra del patrimonio ya que podemos contemplar antiguos pozos de nieve, castillos y fortalezas, un despoblado y la típica arquitectura de las poblaciones de esta zona, con un marcado carácter árabe. Durante nuestro itinerario pasamos junto las principales cumbres y hallamos enclaves que nos ofrecerán magníficas panorámicas de la Sierra y sus inmediaciones, obteniendo una visión general de todo el Parque Natural. La ruta se inicia en el área recreativa (dotada de un refugio, fuente, mesas y paellero) de la Rambla de Villamalur, desde donde podemos observar la población de Villamalur. Sin duda en esta población de casi 150 habitantes, impresiona el tamaño de su castillo. Su término posee barrancos y extensos bosques de gran belleza y considerable valor botánico. También cabe destacar el cultivo de sus afamadas cerezas. La ruta continua por el camino de tierra de la izquierda, pero desde este punto podemos llegar a un área de descanso, la fuente Artea, dotada con mesas y un paellero. La vista panorámica es excelente, observando el perfil agreste de la sierra en la que destacan las principales cimas, la Rápita (1.106 m) y el pico Espadán (1.083 m). También existe la opción de visitar la población de Pavías, siguiendo por el camino asfaltado, hasta llegar a un pequeño collado donde existe un navajo, una vez en este punto nos desviamos a la izquierda por la carretera CV-203 hacia Pavías. En la Comarca del Alto Palancia, a 738 m de altitud sobre el nivel del mar, viven los casi 60 habitantes de Pavías, una población de origen árabe. Para conocer Pavías y disfrutar de su tranquilidad, nada mejor que visitar el Museo Etnológico de Usos y Costumbres, nacido de la aportación de sus habitantes, y recorrer sus calles cargadas de historia. Tras atravesar el camino que discurre por el barranco Perrudo, llegamos de nuevo a un camino asfaltado, la ruta propuesta continua por la izquierda; pero existe la opción de acceder a un área de descanso en dirección a Matet, la Fuente Que Nace (dotada con mesas y un paellero). También tenemos la posibilidad de visitar la población de Matet, continuando por el camino asfaltado.

En resumen, una muy completa ruta en la que podremos ascender a la tercera cumbre más emblemática de la Sierra de Espadán, el Alto del Pinar, de 1101m de altura, desde el que podremos obtener maravillosas vistas del parque natural y de algunos de sus pueblos y castillos más representativos en un recorrido por bosques mediterráneos de alcornocales, encinares y pinares caminando por senderos tradicionales, pistas forestales y sendas históricas que harán de esta excursión

14km, +/-800m

Viaje de vuelta a Madrid (420km, 5h).

 

FICHA TÉCNICA

Grupo mín – máx: 4-8

Precio: 400€

Suplemento individual: 100€

 

Servicios Incluidos

Alojamiento y comidas

Hotel Sercotel Plana Park (***) en Burriana (Castellón).

Alojamiento en habitación doble con baño.

Régimen de media pensión con desayuno y cena.

Guía

Guía de senderismo titulado, acompañando al grupo desde Madrid.

Seguro

Intermundial  póliza ESB16-W18-01C1

No incluye

Entradas a sitios o lugares históricos. Cualquier gasto no incluido en el apartado anterior (Servicios Incluidos).

Información Adicional

Punto de salida

Atocha (Madrid). Hora de salida: 08h00

Seguro de cancelación

El participante podrá contratar un seguro adicional de cancelación.

Material necesario

Botas de montaña o ligeras de senderismo. Mochila ligera, bastón de senderismo. Gorra, gafas de sol y protección solar. Ropa para lluvia (chubasquero/capa de agua) y de abrigo (cortavientos/anorak).

Clima

De montaña, variable, con posibilidad de lluvias, viento y nieblas en altura pero también calor. Las temperaturas pueden variar mucho a lo largo del día y en función de la altitud.

Opciones

La organización de PisaMontañas (o, en su caso, el guía asignado al viaje) podrá variar los trazados de las rutas, cambiarlas por otras de similares características o cancelarlas en base a criterios de seguridad, de meteorología adversa u otras causas condicionantes, informando puntualmente al grupo.

CONDICIONES DE PAGO Y CANCELACIÓN

Reserva / Señal: 120 €

Precio (habitación compartida): 400 €

Precio (habitación individual): 500€

Reserva firme de plaza

Se podrán inscribir al viaje sin coste alguno, hasta formación de grupo 4 personas. Una vez esté garantizado el viaje se notificará por correo electrónico y en un plazo máximo de 7 días desde la comunicación se hará un pago del 30% del total del viaje: 120 euros

En caso de incumplimiento de esta condición PisaMontañas podrá anular o disponer de la plaza o plazas de esta reserva cuando estime conveniente.

Pago total viaje

El pago final habrá que realizarlo antes del 09/02/2023 como día límite.

Condiciones de anulación

Las Condiciones generales aquí descritas se ajustan a la legislación vigente, estando sujetas a lo dispuesto en el Real Decreto Legislativo 1/2007 que refunde en un único texto la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Estas Condiciones generales aplican a todos los eventos organizados por Muntania Outdoors, S.L. y junto con las Condiciones particulares que aparecen descritas en el programa detallado de cada evento, se entregan al cliente y actúan como contrato definitivo. Todos los aspectos no reflejados en las presentes condiciones generales se regirán por la legislación vigente.

Formas de pago

A la confirmación de plaza recibirás un mensaje de correo-e con las instrucciones para realizar el pago de la señal. La agencia de viajes colaboradora es:

MUNTANIA OUTDOORS

Agencia de viajes CICMA 2608

https://www.muntania.com/   info@muntania.com

(+34) 629 37 98 94

C/ de las Cruces, 1 – Bloque 2 – 2ºC

Urbanización Navarejo – Navacerrada 28491 MADRID


Volver arriba

Reservar plaza

Regálanos un me gusta o comparte ¡Gracias!:

Fechas dispoibles

Desafortunadamente no hay plazas disponibles para este viaje en este momento